Tener un pequeño huerto en casa

Tener un pequeño huerto en casa

Somos defensores de la comida de calidad y por eso hoy os vamos a hablar de como tener un pequeño huerto en casa.

Huerto-urbano-DIY-urban-garden

Sinceramente, con un poco de paciencia y dedicación todos podemos tener un pequeño huerto urbano en cualquier lugar, desde un pequeño jardín, a una terraza, o simplemente una ventana que disponga de luz directa.

Las hortalizas, como cualquier planta necesitan luz solar directa para poder realizar la fotosíntesis. Para ello, siempre debemos buscar aquella orientación que nos permita tener más horas de luz directa y valorar que esa disponibilidad de luz la podemos tener durante las diferentes épocas del año.

How-to-Build-a-Vertical-Wooden-Pallet-Herb-Garden

Ahora pasamos a valorar que tipo de cultivo queremos y podemos realizar. Para esto es es importante determinar si nuestro espacio para el huerto urbano va a recibir más luz en primavera-verano o en otoño-invierno. De esta forma, podremos elegir las hortalizas que queremos cultivar.

Si tenemos un espacio que recibe muchas horas de sol durante la época primavera-verano, nos convendrá plantar cultivos muy exigentes como las berenjenas, los tomates o los pimientos. Sin embargo para aquellos que no puedan disponer de un espacio con tantas horas de luz directa, recomendamos cultivos menos exigentes como lechugas, cebollas, rábanos, fresas.

¿Cuál es el recipiente ideal para tener mi pequeño huerto?

A la hora de elegir un recipiente, siempre nos inclinaremos por aquellos que nos permitan un buen volumen de sustrato, siempre claro en función del espacio que tengamos. ¡Ojo! Es más importante el volumen que la profundidad del recipiente.

Uno de los materiales más recomendables para esta práctica son las mesas de cultivo, que están disponibles en diferentes longitudes y anchuras, pudiéndose adaptar así a cualquier espacio y permitiéndonos cultivar de manera cómoda. También podemos emplear jardineras, recomendablemente de madera porque siempre será el mejor aislante del calor y el frío exterior. Una gran opción como soporte de nuestro pequeño huerto son los palets.

jardin-palet-reciclado

Sustratos, riego y semillas.

Los mejores sustratos son los sustratos orgánicos, ya que son ligeros, porosos y retienen los nutrientes. Recordemos que cada vez que acabamos un ciclo de cultivo y retiramos las plantas, es conveniente remover el sustrato para evitar la compactación que éste sufre con el tiempo.

huerto en macetas -kitchen-garden-600x616

Una de las tareas más importantes y donde tenemos que ser más precisos es en el riego, buscando siempre mantener una humedad constante, ajustándola a la época del año y a las hortalizas que estemos cultivando. Siempre recomendamos el regado manual. Sabemos que eso implica dedicación y tiempo, pero siempre obtendremos los mejores resultados. ¡Ojo! Hay que mantener la tierra húmeda, pero hay que evitar ahogar las hortalizas con un exceso de riego.

A la hora de elegir las semillas, para aquellos que planten por primera vez, recomendamos el uso de plantones. Es una opción interesante para aquellos que se inician en el cultivo ya que, aunque no vemos la primera parte del ciclo de la planta, simplifica bastante las tareas del huerto. Se pueden encontrar en los viveros cada vez con más frecuencia. Para los más expertos, recomendamos el uso de semillas ecológicas.

Y ahora, ¿quién no se plantea tener sus propias hortalizas caseras? Es un placer verlas crecer pero, sobre todo, es un placer poder usarlas en nuestra alimentación diaria.

¡A PLANTAR!

timthumb.php

¡Feliz Jueves!